Más que la simple distribución

Ya han pasado los tiempos en que la distribución a los clientes significaba únicamente dejar un contenedor con el producto en su puerta. Actualmente, para entregar productos especializados son necesarios especialistas.

Proporcionar una solución completa conlleva la entrega de disolventes y la retirada de los residuos, respetando la legislación y ayudando a los clientes. Esto requiere que los distribuidores tengan personal experto, cualificado y comprometido.

Se trata de la capacidad de proporcionar al cliente un servicio puntual de entrega del disolvente y retirada de los residuos, además de ofrecerle sus conocimientos y su experiencia.

Esto implica tener una idea clara de los distintos pasos involucrados y los requisitos del proceso de limpieza.

Los distribuidores suelen tener contacto directo con los clientes y deben, por tanto, ser capaces de dar las respuestas adecuadas a las consultas, en el ámbito de su experiencia. El distribuidor tiene que ser capaz de ayudar al cliente en una serie de aspectos técnicos y soluciones correctas.

Cumplir esos requisitos significa que el distribuidor colabore estrechamente con el suministrador de disolventes, el fabricante de equipos de limpieza y las empresas de gestión de residuos. Además, los distribuidores deben mantenerse al día en cuanto al marco legislativo y estar en contacto con las asociaciones relevantes.

Además, están obligados a seguir las directrices de Responsible Care® como demostración de su compromiso y serán objeto de auditoría de acuerdo con el Apéndice sobre disolventes clorados del programa ESAD o similares.

Resumen de los requisitos y obligaciones de un distribuidor que manipule disolventes clorados
Suministro de información al cliente sobre necesidades de seguridad y medio ambiente

  • Utilización de las hojas de datos de seguridad
  • Información sobre buenas prácticas
  • Actualización sobre la legislación para la manipulación de productos
  • Documentos e informes de asociaciones
  • Compromiso propio voluntario y recomendaciones de los fabricantes
  • Identificación y archivo del uso y aplicación de disolventes en sus clientes para cumplir los requisitos de REACH
  • Adopción de programas de evaluación para el uso seguro y sostenible de disolventes clorados
  • Fomento de procesos y tecnologías de gestión activa de riesgos de disolventes, a fin de minimizar las emisiones
  • Fomento y realización de actividades de gestión correcta de residuos
  • Aplicación de todos los procedimientos existentes sobre informes de incidencias
  • Asesoramiento continuado sobre el uso seguro y responsable de disolventes, y realización de formación sobre disolventes para el personal del cliente
  • Presentación de la mejor tecnología disponible y nuevos modelos de negocio para la mejora de la calidad

Para más información, contacte con nuestros colaboradores para CHEMAWARE™.


®Responsible Care is a registered service mark of the American Chemistry Council