Gestión de los riesgos para minimizar la incertidumbre

"Todas las sustancias son venenos; no existe ninguna que no lo sea. La dosis diferencia a un veneno de una medicina." (Paracelso, 1493-1541)

Hay una delgada línea entre lo que es beneficioso y lo que es perjudicial, y dejar que decida la casualidad puede entrañar peligros y costes. Es aquí donde la gestión de los riesgos (un enfoque organizado para la gestión de incertidumbres relacionadas con una amenaza) puede emplearse para garantizar que la línea no se cruza sin advertirlo.

El riesgo es algo inherente al peligro, la forma en que algo puede provocar daños, y la exposición, la extensión hasta la que algo o alguien reciben un daño. En pocas palabras, el riesgo es la posibilidad de que suceda un daño.

En el campo de la limpieza industrial de superficies, todos los disolventes presentan riesgos específicos de producto que deben gestionarse con eficacia. Una vez identificados y evaluados los riesgos, todas las técnicas para gestionarlos se encuentran en una de estas cuatro categorías principales:

  • Evitar (eliminación)
  • Reducción (atenuación)
  • Traspaso (externalización o asegurar)
  • Contención (aceptación y presupuesto)


Selección de la estrategia de riesgos adecuada
El desafío al que se enfrenta una empresa es encontrar formas de gestionar con eficacia los riesgos para sacar el máximo partido a largo plazo de la mejor solución. La elección de una estrategia de contención de riesgos puede aceptarse como buena práctica si hay productos o servicios que cumplan alguna de las otras tres opciones mencionadas, a saber, evitar, reducción o traspaso.

Una estrategia de traspaso es viable si se aplican los modelos de negocio adecuados. Un modelo de leasing de productos químicos permite la contratación externa de un proceso de limpieza a un proveedor de servicios que asuma la responsabilidad de la gestión eficaz de los riesgos.

En la mayoría de los casos, evitar los riesgos conlleva sustituir el producto. Esta estrategia se considera una buena práctica siempre que la alternativa ofrezca al menos los mismos parámetros de calidad y no sea inferior desde un punto de vista del rendimiento. Si sustituir el producto supone aceptar una alternativa de calidad inferior, la estrategia de supresión de riesgos demuestra poca visión de futuro en lo que respecta al progreso.

Una estrategia eficaz de reducción de riesgos puede medirse combinando la conformidad con los niveles de emisión, por una parte, y con los criterios de sostenibilidad medioambiental, económica y social, por otra.

Los componentes de una estrategia de gestión de riesgos en la limpieza industrial de superficies son:

  • Equipo de limpieza cerrado
  • Suministro y recogida en sistemas de seguridad de circuito cerrado
  • Continuo mantenimiento del disolvente y optimización del proceso

Los resultados de una estrategia de gestión de riesgos en la limpieza industrial de superficies incluyen la emisión prácticamente nula de disolventes y un aumento significativo de la duración del producto. Además, el disolvente prácticamente no entra en contacto con los trabajadores ni los usuarios.