Los servicios de productos químicos cambian actitudes

Las exigencias de los clientes, las preocupaciones medioambientales y las obligaciones legales han dado como resultado un nuevo compromiso de colaboración en el que todas las partes salen beneficiadas.

Guiado por los principios de Tutela de Producto, el concepto de Servicios de productos químicos (CPS) persigue maximizar la eficacia mediante una combinación de ventas de los productos y prestación de servicios.

La idea es ofrecer más que disolventes, pues los clientes piden experiencia y conocimientos de las mejores prácticas, con el fin de ayudar a cumplir con la legislación, optimizar su uso de los productos químicos y reducir emisiones al mínimo.

La combinación de servicios de venta además de los disolventes conlleva que los proveedores pueden concentrarse en maximizar la eficacia de los disolventes y reducir así el consumo de los usuarios.

Los ingresos perdidos por los proveedores como consecuencia de un uso más eficaz de los disolventes pueden ser parcialmente sustituidos mediante ingresos basados en los servicios, creando así la situación perfecta de "todos ganan".

Los Servicios de productos químicos representan un cambio considerable en el modelo por parte de todos los actores de la cadena de suministro.

Chemical Products Services paradigm shift diagram
 

Un modelo típico de Servicio de producto químico (CPS) para la limpieza de superficies industriales incluye:

  • Venta combinada de disolventes y servicios
  • Sistema de seguridad de circuito cerrado que facilita una gestión de riesgos eficaz
  • Cooperación en una alianza de servicios a lo largo de toda la cadena de suministro
  • Optimización del proceso de limpieza proporcionando elementos de asesoría y servicios

El leasing químico es otro modelo de CPS según el cual se venden las prestaciones del producto en lugar de la combinación de productos químicos y servicios.